IMG-20150619-WA0002Guillermo Alberto CochezFarrugia. (Ciudad de Panamá, 21 de septiembre de 1945), es un abogado y político panameño que inició su carrera en los difíciles años de la dictadura militar en el istmo. Ejerció varios puestos públicos, entre ellos el de Legislador Nacional, hoy Diputados – en dos oportunidades -, Alcalde del Distrito Capital de Panamá, inmediatamente después de la caída de la dictadura de Noriega y Embajador y Representante Permanente de su país ante la Organización de los Estados Americanos (OEA) en Washington, D.C., entre 2009 y 2013.

Precisamente fue desde esa posición que la figura pública de Cochez cobró un enorme peso internacional, al asumir posturas críticas frente a situaciones complicadas como el golpe de Estado en Honduras contra el presidente Manuel Zelaya (2009),la transparencia de la gestión del Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza(2011), el conflicto limítrofe entre Costa Rica y Nicaragua (2011), la presencia de campamentos de las FARC en territorio venezolano (2011),la falta de respeto a los Derechos Humanos en Ecuador y Venezuela; así como la defensa del Sistema Interamericano de Derechos Humanos y la Relatoría de la Libertad de Expresión de la CIDH durante todo su tiempo en la OEA, países que con sus constantes ataques pretendieron infructuosamente debilitar el sistema interamericano.

1920x1000-9554El 16 de enero de 2013 fue destituido por el gobierno de Panamá del organismo por cuestionar durante sesión ordinaria del Consejo Permanente de la OEA la institucionalidad del Gobierno de Venezuela, frente a la desinformación en torno al estado de salud del entonces presidente Hugo Chávez y las ascensión ilícita al poder de Nicolás Maduro, entonces Vicepresidente del país, el 10 de enero de 2013.

Grupos de defensa de los Derechos Humanos, como Human Rights Foundation (HRF), apoyaron la iniciativa de Guillermo Cochez y llamaron su salida del organismo panamericano “una pérdida para la OEA”. Las comunidades de disidentes venezolanos y cubanos lo consideran el único diplomático latinoamericano que se ha atrevido a desafiar la legitimidad de los gobiernos castro-comunista en Cuba y chavista-madurista en Venezuela. Por ello lo condecoraron en Miami, Florida, en mayo de 2012 con la Orden del Exilio Venezolano y el Instituto Interamericano para la Democracia en marzo de 2013 con el Premio Francisco de Miranda, igualmente en Miami.

Cochez también desarrolló por muchos años una prolífera carrera como profesor titular en la Universidad de Panamá. Actualmente se dedica a consagrase como un destacado defensor del sistema democrático en la región. En su país, preserva la fama de buen conductor de programas de radio, televisión, escritor y columnista regular de importantes medios nacionales como La Estrella de Panamá (actualmente), La Prensa, El Panamá América, El Siglo.