Tras 48 años del crimen de Remón

LA PRENSA-LOGO

 

 

 

 

 

 

Quizás el que más desearía el esclarecimiento que planteamos para descansar en paz, sería el propio general Remón. Así tendría la justicia que reclamaba para los panameños

Haga clic sobre la imagen para ampliar el artículo

Haga clic sobre la imagen
para ampliar el artículo

El 2 de enero de 1955, cuando fue asesinado el presidente José Antonio Remón Cantera, vivíamos en uno de los primeros edificios construidos en el área. A los que estábamos en casa nos fue fácil oír las ráfagas de ametralladora que cegaron su vida, ya que la cercanía del Hipódromo Juan Franco ubicado done hoy está Galerías Obarrio, y la inexistencia de construcciones por allí, hicieron posible escuchar por esa parte de la Vía España el retumbar de las balas. Tenía yo nueve años.

Me interesó el asunto porque conocí de niño al coronel Remón, quien residía al final de la Calle 52, esquina con Federico Boyd, calle donde vivimos antes de irnos a El Cangrejo. Su casa tenía la forma de un pastel redondo, en donde hoy está el Hosta Costa del Sol. Al lado, en una casa de madera de dos altos, vivían cuatro hijos de Rubén Oscar Miró Guardia, uno de los cuales estruvo conmigo en La Salle desde primer grado. En la parte trasera de ambas viviendas, en la Vía España, estaba el edificio donde vivía el entonces diputado Juan B. Arias, al lado de Feliz. De allí el interés que desde pequeño tuve por el magnicidio y cobarde actuación que la clase política de la época tuvo para que, sin asco ni escrúpulo alguno, destituyeran a quien correspondía la Presidencia de la República, José Ramón Guizado Valdés…

Artículo publicado el 2 de Enero de 2006 en el diario La Prensa de Panamá.

 

Peces gordos y peces flacos

Haga clic sobre la imagen para ampliar el artículo original

Haga clic sobre la imagen para ampliar el artículo original

Una de las quejas más comunes de los panameños, de la que tampoco escapa el presente gobierno, es que los peces gordos nunca llegan a la cárcel; siguen pavoneándose por las calles como los grandes señorones. De su lado está el poder político o el económico; poseen una especie de impunidad, que combinan con el tener acceso a los abogados más careros de la plaza, con facilidad de palabras para crear las dudas que, cuando sus clientes ocuparon una posición importante, más que abusar de su puesto, fueron ellos los grandes sacrificados por el tiempo y el esfuerzo que le dedicaron al servicio patrio. (más…)

La agenda escondida

Haga clic sobre la imagen para ampliar el artículo original

Haga clic sobre la imagen para ampliar el artículo original

Hemos regresado al país de las confrontaciones y los resentimientos; de ricos y poderosos contra pobres y débiles, de gobernantes abusivos versus gobernadores subyugados. Situación en extremo peligrosa porque trae a la memoria momentos álgidos de nuestra reciente historia que mucho trauma y división nacional causaron; el final de la dictadura y el comienzo de la democracia dan testimonio de lo difícil que para el país fueron las heridas que quedaron latentes. (más…)

Después de la tormenta

Haga clic sobre la imagen para ampliar el artículo original

Haga clic sobre la imagen para ampliar el artículo original

Pasada las reformas fiscales ha venido la resaca. La gente no ha quedado contenta; resulta lógico y hasta humano el que se quiera disponer de más dinero, aunque con ello se pague menos de lo que se debe al Fisco. Las recientes encuestas publicadas así lo confirman; ha quedado un mal sabor.

Al menos en la discusión y aprobación de las reformas se creó conciencia de la obligación que tenemos los ciudadanos – sobre todos los que más reciben – de pagar correctamente nuestros impuestos. A la par también se ha creado conciencia de la necesidad que tiene el gobierno de dar el ejemplo mediante la creación de los correctivos para hacer más productiva y eficiente la Administración Pública. (más…)