Willy Cochez minutos antes de la petición de perdón de Noriega al pueblo panameño través de una televisora local.

Willy Cochez minutos antes de la petición de perdón de Noriega al pueblo panameño través de una televisora local.

En junio de 2015 Guillermo Cochez emprende una nueva y controversial cruzada: pedir clemencia para el “anciano” Manuel Antonio Noriega, el ex-hombre “fuerte de Panamá”. El jurista trabaja ahora –gratuitamente- en lograr para él la medida cautelar de “casa por cárcel”, alegando que hay personas que han robado millones – refiriéndose a los casos de corrupción de la administración  Martinelli – y no han pasado cerca de una prisión.

Noriega está recluido en El Renacer, en las riberas del Canal de Panamá, desde el 12 de diciembre de 2011 cuando llegó procedente de Francia. Autoridades de ese centro penitenciario, donde es apodado “el Alfa”, se han visto obligados a trasladarlo varias veces de emergencia a un centro médico debido a las complicaciones de salud que presenta como consecuencia de las muchas enfermedades crónicas que padece a sus 81 años de edad.

Cochez ha dicho en medios de comunicación que no se trata de una petición de la familia de Noriega, sino una “cuestión de respetar los derechos humanos”. Sobre todo, cuando siendo la pena máxima en Panamá en el tiempo que se le condenó de 20 años, ya la ha cumplido en exceso (Leer artículo: Noriega: ¡que se pudra en la cárcel!)

La iniciativa del ex-embajador, como era de esperarse, ha causado una gran polémica en el istmo, pues a Noriega se le acusa de ser responsable de terribles delitos durante la dictadura militar de ese país.

En 1992, el ex-hombre fuerte fue juzgado en los Estados Unidos y sentenciado a una pena de 40 años de reclusión, por narcotráfico. Gracias a una reducción de condena, sólo cumplió 20 años de prisión; pero fue extraditado a Francia donde fue condenado a siete años de cárcel por lavado de dinero hasta que un juez galo, en septiembre de 2011, le concedió la libertad.

De la cárcel parisina de La Santé es extraditado a Panamá – con la aprobación de EE.UU. – para afrontar sentencias por el homicidio de varios de sus opositores como el italo-panameño Hugo Spadafora y el mayor Moisés Giroldi; así como por la desaparición de otras personas y acusaciones de violación a los Derechos Humanos durante su régimen que suman 60 años de prisión. Sin embargo, de acuerdo a la legislación panameña, las penas no son acumulativas – y en virtud de las leyes vigentes para cuando Noriega presuntamente cometió los crímenes – lo máximo que podría cumplir son 20 años de prisión. Por otra parte, el beneficio de “casa por cárcel” puede ser otorgado a reos con más de 71 años de edad. Ante este panorama, Cochez expone que Noriega ya ha cumplido con sus condenas.

Noriega pidiendo perdón frente a las cámaras de Telemetro

Noriega pidiendo perdón frente a las cámaras de Telemetro

Cabe destacar que en esta nueva situación otro de los asuntos que resalta es el hecho de que quien se ha comprometido a ayudar al ex-dictador es uno de sus muchos perseguidos políticos. Willy Cochez no sólo fue encarcelado por Noriega, sino que se dice que, después de la invasión de Panamá por parte de los marines estadounidenses, se encontró en casa del militar una lista de los principales enemigos de Noriega y entre cuyos nombres se encontraba el de Guillermo Cochez.

Hasta la fecha, el diplomático ha dicho que como católico ha aprendido que el perdón es fundamental para una vida plena. Incluso dijo a medios locales que su acercamiento con Noriega es una forma de promover la paz en su país. “Noriega es el panameño que más tiempo ha estado preso”, insiste.

Cochez contó además que la conversación que sostuvo con el histórico personaje para iniciar el proceso de solicitud de casa por cárcel se realizó el viernes 12 de junio de 2015 frente a dos de sus hijas. Relató que esa primera interacción duró más de una hora;  tiempo que le permitió al abogado confirmar que el ex-militar enfrenta dificultades para caminar, pero que mantiene una total lucidez. “Sentí que me encontré con la misma persona de hace más de veinticinco años, sólo que metida en un cuerpo muy deteriorado” (Leer reseña de La Estrella“Noriega está pendiente de todo” y la columna: “Lo que me pagó Noriega”  y artículo publicado en El País: “Manuel Antonio Noriega pide perdón 25 años después”).

El miércoles 24 de junio de 2015 – luego de diversas gestiones realizadas por Willy Cochez – Manuel Antonio Noriega hace pública, a través de la televisora local Telemetro, su pedido de perdón al país por los errores cometidos durante su mandato. Seguido de aquella impactante declaración, Cochez participó activamente en una serie de entrevistas exclusivas desarrolladas por ese canal de televisión a través de las que se midió la reacción nacional ante dicho suceso.

Fuera de las fronteras panameñas, el acontecimiento también fue registrado a través de diversos medios, entre ellos el canal centroamericanos CB24, en el que el jurista tuvo un espacio especial de análisis y reflexión:

Esta historia continúa escribiéndose, dejando a su paso opiniones encontradas que han sido registradas a través de las redes sociales, especialmente el Twitter. Aquí algunas de ellas: